NOTAS

Masacre en comarca de Camoapa fue por conflicto de propiedad

3 de diciembre de 2014

Maria Rebeca Gonzalez Obando.-

Juan Francisco Suárez Miranda de cuarenta y nueve años y su hermana Olivia son los autores intelectuales del asesinato de Petronila Mendoza Hernández y sus hijos Joel, Nayelis Natalia y Aarón Suárez Mendoza, ocurrido la noche del jueves pasado, en la finca El Carmen, comarca San Antonio, en Camoapa municipio de Boaco.

También la Policía Nacional capturo a los hermanos Noel Flores Calonge de sesenta años de edad y Wilfredo Calonge Obando de treinta y ocho, señalados como los supuestos autores materiales del múltiple asesinato.

Estos sujetos fueron presentados ayer en una conferencia de prensa que brindo el jefe de la Policía Nacional en el departamento de Boaco, comisionado mayor Buenaventura Mendoza Fitoria.

Según las investigaciones realizadas por la Policía, Juan Francisco y su hermana tenían rencillas personales con José Miguel Suárez Barrera, quien era esposo de Petronila Mendoza Hernández y padre de los menores asesinados.

El comisionado mayor, Buenaventura Miranda Fitoria, expresó que un conflicto de propiedad entre los hermanos Suárez Miranda y Suárez Barrera, que se ventila en un juicio por la vía civil, fue lo que motivó el crimen que terminó con la vida de cuatro personas

Parentesco

Juan Francisco Suárez Miranda, quien es originario de San Antonio, vive cerca del lugar donde ocurrió la masacre y es primo hermano de Suárez Barrera, este último padre y esposo de las víctimas. Según la Policía, Suárez Miranda pagó y guió a los autores materiales del asesinato múltiple.

Según la Policía, los autores intelectuales del múltiple asesinato pagaron, Juan Francisco y Olivia Suarez Miranda, pagaron veinte mil córdobas a los autores materiales.

Se ensañaron con las victimas

El comisionado mayor, Miranda Fitoria, dijo que Petronila Mendoza Hernández, esposa de José Miguel Suárez Barrera, presentaba cinco impactos de bala, con orificios de salida en la parte del tórax, brazos y senos.

Joel Suárez Mendoza, de 15 años, presentaba 11 impactos de arma de fuego en cabeza, brazos y tórax. Y la niña, Nayelis Natalia Suárez Mendoza, de 8 años, presentaba un impacto por arma de fuego que le penetró en la región toráxica, según el dictamen forense. El niño, Aarón Suárez Mendoza, de 3 años, tenía un orificio de bala en el tórax con salida en la espada.

Dentro de la vivienda, se encontraron los cuerpos de Joel y Aarón, mientras que en la parte de afuera, a unos treinta metros de la cocina, fueron hallados los cadáveres de la mujer y su pequeña hija Nayelis.

 

Foto. Radio Camoapa
Radio Camoapa
Foto. Radio Camoapa Radio Camoapa