NOTAS

Preocupación por el cierre de Radio Voz de Mujer (Jalapa-Nicaragua)

1 de junio de 2015

Recientemente el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) procedió con el cierre de Radio Voz de Mujer, ubicada en el municipio de Jalapa, en el norte del país. El argumento del ente regulador según acta levantada este domingo 31 de mayo, es el uso de una frecuencia distinta a la asignada y la no presentación, ante esa instancia, de la titular de la emisora para regularizar sus operaciones en vista de contar con un permiso temporal.

La medida adoptada por Telcor no se limitó al cierre de la emisora, sino que hubo un “retiro” de equipos como le llamaron en el acta referida, por lo que es urgente exhortar a las autoridades para que rectifiquen lo sucedido y se aplique la normativa en los tiempos y formas que correspondan. Además, cualquier medida adoptada por las autoridades debe ser proporcional y ajustarse a las descripciones de la ley de telecomunicaciones aún vigentes.

Independientemente del carácter temporal del permiso de la emisora, la entidad reguladora debe considerar la validez del documento y, mientras no esté vencido, motivar y facilitar la regularización del servicio. Si existe una falta atribuida a la inobservancia de los aspectos técnicos, el papel regulador de Telcor debe propiciar la mejor comunicación en base al procedimiento establecido.

No encontramos en la ley de la materia ningún enunciado que permita justificar el llamado “retiro de los equipos”, por lo que tal situación implica la existencia de un acto innecesario que no se corresponde con la infracción señalada. Debe considerarse que se trataba de un aspecto estrictamente técnico, porque no se observa en el acta de cierre ningún señalamiento que cuestione la legalidad de los equipos.

No es admisible que una decisión de cierre y “retiro” de los equipos se adopte sin comunicación previa y mucho menos en un día domingo, porque se deja en la indefensión a la parte requerida. Ciertamente, quienes operan los servicios de radiodifusión deben procurar la correcta instalación y puesta en marcha de sus equipos, pero aquí se necesita más el apoyo de Telcor, a fin de corregir cualquier problema técnico en los sistemas instalados.

Lo ocurrido este fin de semana atenta contra el derecho establecido en la parte final del artículo 89 de la Ley General de Telecomunicaciones y Servicios Postales que expresa sobre la aplicación de sanciones: “Dicho procedimiento siempre deberá iniciarse con la notificación al interesado de la apertura del expediente, para asegurarle su derecho a la defensa”.


Además deben agotarse las medidas administrativas que permitan el correcto uso del espectro radioeléctrico, pero es necesario contar con el apoyo de la institución especializada, debido a sus capacidades técnicas para la detección de problemas en los sistemas de transmisión.

Por su parte, las radios difusoras deben buscar la superación de cualquier inconveniente y solicitar el apoyo del ente regulador para brindar un buen servicio a la ciudadanía.

Finalmente, desde la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, Amarc Nicaragua, expresamos nuestra preocupación por el cierre de cualquier medio de comunicación y exhortamos a las autoridades para que se revise este caso a fin de rectificar lo ocurrido. Creemos que los medios de comunicación particularmente las radios comunitarias contribuimos al desarrollo de las comunidades y a la construcción de una identidad de país.


Managua, Nicaragua, 01 de junio de 2015

Las radios comunitarias están al servicio de la comuniad. Foto archivo