NOTAS

Diagnóstico analiza el abuso sexual desde la visión de las y los adolescentes

5 de junio de 2015

Bajo el lema “Mi escuela un lugar seguro”, el Movimiento contra el abuso sexual (Mcas) realizó un encuentro con docentes, representantes de organismos no gubernamentales y los 55 miembros a nivel nacional de la red que trabaja el tema del abuso sexual.

Carla Bojorge, integrante de la directiva del Mcas brindó las palabras de bienvenida y agradeció a los organismos que apoyaron la iniciativa de realizar el diagnóstico y el encuentro para profundizar causas y consecuencias del abuso sexual, específicamente en adolescentes de Managua.

El Mcas parte la investigación desde el concepto que el abuso sexual es todo contacto con intensionalidad sexual hacia un niño, niñas o adolescente que se origina en una relación de poder que se produce a través de la seducción, chantaje, amenaza o engaño produciendo secuelas traumáticas severas en mayor porcentaje en los lugares más seguros como la casa, la escuela o la iglesia.

Investigación
Lorna Norori, facilitadora nacional del Mcas, señaló que el movimiento lleva cuatro años trabajando a través de la Campaña Yo te creo para informar sobre la realidad del abuso sexual en niños, niñas y adolescentes, promoviendo cambios en la sociedad.

Como parte de este ejercicio permanente el Mcas realizó en el 2014 un diagnóstico con adolescentes entre los 13 y 18 años, que viven en la capital, y estudian en escuelas públicas y colegios privados. El  universo corresponde a 524 personas que participaron en la encuesta de las cuales el 63% fueron niñas y el 23% niños, además el instrumento de investigación fue aplicado por 180 estudiantes de la Universidad Centroamericana (UCA) quienes fueron capacitados en el tema para brindar charlas y realizar la encuesta.

“Este diagnóstico fue una experiencia que realizó el Mcas a finales del año pasado porque las y los adolescentes también están en riesgo de vivir el abuso sexual”, explica Norori que agrega que el objetivo del estudio fue conocer la visión de los adolescentes a partir de sus pensamientos, actitudes y acciones frente al tema del abuso sexual.
Entre los hallazgos más importantes del diagnóstico está que “queda descartado que los abusos sexuales se viven en los hogares pobres y que pueden ocurrir en cualquier lugar incluso en los hogares donde hay mayores recursos u oportunidades de prevenirlos”, señala la especialista.

El 97% de los encuestados dijo haber oído o escuchado sobre el abuso sexual, pero nada consistente, solo que es algo que les pasa a niños y niñas en las calles. El 50.76% de los adolescentes reconoce el abuso sexual como relaciones sexuales forzadas y/o violación no solo como tocamientos. “Solo tres adolescentes mujeres reconocieron al abuso sexual como invasión a la privacidad lo que implica que hacen una vinculación con el concepto de seguridad personal”, explica Norori.

El 35.3% dice que conoce sobre el tema del abuso sexual por lo que aparece publicado en los medios de comunicación social. En menor porcentaje apareció la escuela y la casa siendo este el lugar donde menos se aborda el tema, además el 52.3% considera que el abuso ocurre en los predios baldíos o la calle.
“Un aspecto positivo de la encuesta es que en el tema del embarazo adolescente, el 94.32% valora que las chavalas pueden continuar estudiando porque tienen derecho hacerlo y un 53.2% propone la necesidad del apoyo de la familia para que puedan continuar en la escuela”, puntualiza la especialista.

Uno de los resultados que más preocupa al Mcas es que la mayoría de los adolescentes encuestados señalan al abusador como enfermos lo cual es un mito porque la persona que abusa es un delincuentes, explica Norori.
Otro hallazgo es que un 30.2% de los jóvenes consideran que el abuso sexual le ocurre más a las mujeres que a los hombres y un 94.5% señala que le gustaría recibir mayor información sobre el abuso sexual en su escuela o colegio.

Hablar del tema
Norori expresa que en las conclusiones generales los chavalos y chavalas tienen cambios en la visión sobre el abuso sexual y pueden estar determinados por la campañas públicas que se han desarrollado sobre el tema en los medios de comunicación, sin embargo esa información puede llegarles distorsionada si no se le da la conducción necesaria para que comprendan el tema.

Las acciones frente a estos resultados para la especialista están encaminadas a aquellas que sean reales y efectiva y que les permita protegerse frente a un abusador. Otro análisis es que en la mayoría de los casos reconocieron que el abusador es casi siempre un hombre.

En el encuentro participó Jorge Mendoza, del Foro de Educación y Desarrollo Humano con la charla Obstáculos y retos en el abordaje del abuso sexual desde la educación. En el evento Argentina Olivas, presentó el documental Historias del Silencio: El abuso sexual y las consecuencias en la salud de las sobrevivientes, una producción del colectivo de Mujeres de Matagalpa.

La actividad concluyó con la presentación de la Metodología para la elaboración de protocolos de atención integral ante el abuso sexual por parte de Lorna Norori del Mcas.

Encuentro del Mcas en Managua. Foto Wendy Quintero
Lorna Norori, facilitadora del Mcas presenta investigación
En el evento el Colectivo de mujeres de Matagalpa presentó un video sobre abusos sexuales
Encuentro del Mcas en Managua. Foto Wendy Quintero Lorna Norori, facilitadora del Mcas presenta investigación En el evento el Colectivo de mujeres de Matagalpa presentó un video sobre abusos sexuales